Instrumentos de Indonesia, El Gamelán

Con este artículo se pretende mostrar una variedad de instrumentos musicales de Indonesia. Aunque algunos de estos instrumentos tienen un origen ancestral, aún hoy, su música sigue sonando tanto en zonas remotas como en importantes escenarios.

Con este artículo se pretende mostrar una variedad de instrumentos musicales de Indonesia. Aunque algunos de estos instrumentos tienen un origen ancestral, aún hoy, su música sigue sonando tanto en zonas remotas como en importantes escenarios. En general, los instrumentos presentados a continuación han estado ligados a la religión, ritos o distintas ceremonias. Su música se ha transmitido oralmente y en muchos casos todos los miembros de la comunidad (no sólo los músicos) han participado en la creación o en la interpretación musical. Buena parte de la música de estos instrumentos se mezcla o fusiona con elementos culturales y musicales más actuales. Esperamos que este trabajo sirva para conocer un poco mejor la música de estas otras culturas.

El Gamelán

El gamelán es la orquesta típica de Bali y de Java (Indonesia) en la cual participan un número variable de músicos dependiendo de cada orquesta. En este grupo instrumental, los intérpretes se sientan en el suelo detrás de sus correspondientes instrumentos. El gamelán es anterior a la cultura hindú-budista, que dominó Indonesia en el pasado, y representa una forma de arte nativo. Los instrumentos se desarrollaron hasta llegar a su forma actual durante el Imperio Majapahit (1293 – 1500).

La primera imagen, de un conjunto musical de estas características, se encontró en el templo de Borobudur (en Java Central) en el siglo VIII. Están identificados, en esta imagen, diversos instrumentos musicales como la flauta de bambú, campanas, tambores de diferentes tamaños e instrumentos de cuerda; pero, no se ven metalófonos o xilófonos. Sin embargo, la imagen de este conjunto musical sugiere que fue la forma antigua del gamelán.

En los palacios de Java, los conjuntos más antiguos que se conocen son los “Munggang Kodokngorek” y, al parecer, son del siglo XII. Estos formaron la base de un "estilo fuerte". El "estilo suave" se desarrolló a partir de la tradición “kemanak” y se relaciona con la tradición de cantar la poesía de Java, se cree que puede estar relacionado, asimismo, con la danza moderna bedhaya. En el siglo XVII los estilos fuertes y suaves se combinan. En gran medida, la variedad de estilos modernos del gamelán de Bali y Java son el resultado de diferentes formas de mezclar estos elementos. Así, a pesar de la aparente diversidad de estilos, en general contienen los mismos conceptos teóricos, instrumentos y técnicas. Estos instrumentos utilizan diversos sistemas de entonación, como el llamado “slendro” con 5 tonos o el “pelog”. Hay diferentes estilos de interpretar: el suave, con un flujo de sonido atemporal asociado con el canto y el Alús (fuerte) asociado a la danza “Gaga”.

Escala Pelog

El gamelán balinés se asocia a menudo con el virtuosismo y los rápidos cambios de tempo y dinámica del “kebyar gamelan gong”, (su estilo más conocido). Otro estilo popular que se incluye en el gamelan balinés es el “Kecak”, también conocido como del "canto del mono."

El gamelán de Java Central, ya desde el siglo XIX, se caracterizó por un ritmo más lento, más meditativo que el de Bali. Fuera del núcleo principal de Java y Bali, los gamelanes se han diseminado a través de la migración y el interés cultural. Así los gamelanes de Malasia, tal como están diseñados, son similares a los de Java, excepto en que carecen, en la mayoría de los casos, de instrumentos tan elaborados y en que se afinan en una escala “slendro”, a menudo usando un si bemol o un do como base de afinación.

Slendro:

En Indonesia, el gamelán suele acompañar a la danza “wayang” (actuaciones de títeres), así como los rituales y ceremonias. Normalmente los músicos en el gamelán está familiarizados con los movimientos del baile y la poesía mientras que los bailarines son capaces de integrarse en el conjunto. En el wayang, el “dalang” (el titiritero) debe tener un conocimiento profundo de gamelán, ya que da las claves de la música. En Occidente, el gamelán se realiza a menudo en un contexto de conciertos, pero también pueden incorporar la danza o el wayang.

Algunas actuaciones están asociadas con la realeza. Asimismo, algunos gamelanes están asociados con rituales específicos, como el “Sekaten” que se usa en la celebración del cumpleaños de Mahoma. En Bali, en casi todos los rituales religiosos se encuentra el gamelán; además, se utiliza en las ceremonias de la iglesia católica en Indonesia; algunas piezas indican el principio o el final de las ceremonias. Se cree que algunas piezas poseen poderes mágicos y pueden ser utilizadas para alejar los malos espíritus.

Tradicionalmente, la música gamelán no está escrita en partituras ya que comenzó como una tradición oral; sin embargo, en el siglo XIX, se desarrollaron sistemas de notación para transcribir el repertorio. El propósito no fue para que los músicos leyeran las partituras (los músicos no estaban acostumbrados a leer música) sino para conservar las piezas en los registros de la corte. La notación es parecida a un tablero de ajedrez, que utiliza seis o siete líneas verticales. Hoy en día esta notación es relativamente rara, y ha sido reemplazada por la notación kepatihan, que es un sistema de cifrado. La notación kepatihan se desarrolló alrededor de 1900.

 

El gamelán ha sido apreciado por varios compositores de la música clásica occidental como Claude Debussy que escuchó una obra de teatro con gamelán de Java en la Exposición de París de 1889. La escala de tonos enteros aparece en la música Occidental a partir de este momento. Otras escalas del gamelán se escuchan en "Pagodes", de la obra Estampes de Debussy (solo de piano, 1903). Erik Satie, contemporáneo de Debussy, también escuchó la obra del gamelán de Java en la Exposición de París. Los efectos hipnóticos del gamelán quedan reflejados en el conjunto de la obra para piano de Satie.

En muchas ciudades, la radio de la república de Indonesia cuenta con músicos profesionales y actores, los programas cuentan con de una amplia variedad de música gamelán.

En Bali, los instrumentos del gamelán se guardan juntos en el Banjar Balai, una sala de reunión de la comunidad que tiene un gran espacio abierto con un techo y con varios frentes abiertos. Los instrumentos se mantienen juntos en este lugar porque se cree que todos los instrumentos pertenecen a la comunidad en su conjunto y nadie tiene la propiedad de uno de estos instrumentos. Las paredes abiertas permiten que la música fluya a la comunidad, de este modo, el resto de la gente puede disfrutar de ella.

Los grupos balineses cambian constantemente su música, tomando las piezas viejas que se saben y mezclándolas unas con otras, es así como se tratan las nuevas variaciones. Su música está constantemente cambiando, porque se cree que la música debe crecer y cambiar, la única excepción a esto ocurre con sus canciones más sagradas. Los hombres y las mujeres suelen tocar en grupos separados, con la excepción de la “pesindhen” (la cantante mujer con la agrupación de hombres).

Son muchos los homenajes a la música del gamelán, estos se encuentran en obras de John Cage, Colin Mc Phee, Lou Harrison, Béla Bartók, Francis Poulenc, Olivier Messiaen, Pierre Boulez, Bronislaw Kaper y Benjamin Britten. Muchos compositores actuales han escrito obras para instrumentos del gamelán y otros han combinado el gamelán con instrumentos occidentales. Encontramos influencias del gamelán en la banda de rock de King Crimson, The Residents y en la música de Mike Oldfield (entre otros). En la música para el cine también podemos escuchar los sonidos del gamelán en las películas Akira (japonesa de animación), La Joven de la Perla y La Brújula Dorada.

Músicos Canarios © Derechos Reservados 2019